El apilado para guardar materiales de construcción

Existen diferentes formas de guardar los materiales en un Almacén de materiales de construcción en Málaga, una de esas formas es el apilado.

El apilado consiste en colocar los materiales unos encima de otros de manera vertical. Para apilar los materiales se designa un espacio que puede ser sobre el suelo o sobre unos pallets.

Tipos de apilado

Dentro del apilado se pueden diferenciar tres tipos, según la manera en que se apile: en bloque, en isla y adosado:
  • En bloque: en este tipo de apilado la carga se coloca en el suelo, en columnas verticales que se unen unas a otras. Este apilado se puede realizar a su vez de dos formas. Se puede hacer un apilado cruzado, que consiste en colocar cada capa de materiales en sentido contrario a los materiales que se colocaron en su capa inmediatamente inferior, y también se puede hacer apilado compacto, que es un apilado en el que los materiales se almacenan en cajas o bidones y están en contacto unos con otros. 
  • En isla: en este caso los materiales se apilan en bloques o en columnas pero hay espacios entre cada columna y bloque, de manera que haya espacio para que el personal pueda pasar.
  • Adosado: se parece mucho al apilado en bloque, pero se deja una pequeña distancia de seguridad entre bloques de manera que a la hora de colocar o retirar los materiales, no se provoquen arrastres accidentales.
¿Qué tipo de almacenamiento de materiales de construcción se utiliza principalmente en tu almacén?