El pavimento cerámico, un clásico que sigue al alza

El suelo cerámico, tanto para interiores como para exteriores, sigue siendo una de las opciones más demandadas en cualquier empresa de azulejos y pavimentos Málaga. Un clásico que nunca pasa de moda, ya que posee numerosas ventajas y aporta un toque decorativo y de elegancia difícil de igualar.

Ventajas y beneficios

Si hay algo que caracteriza al pavimento cerámico es la variedad de materiales, texturas y colores que podemos encontrar en el mercado. Además, en la actualidad a los acabados tradicionales hay que sumarle también las imitaciones de otros materiales (piedra, madera, pizarra, cemento, metal, etc.).

El suelo cerámico es además un material muy versátil que puede colocarse en cualquier rincón de la casa o del exterior. En azulejos y pavimentos Málaga podemos encontrar suelos de este tipo muy resistentes al desgaste y el paso del tiempo, hasta el punto de que apenas requieren de mantenimiento. Es por eso que viene muy bien tanto en baños y cocinas por su gran resistencia a la humedad.

Precisamente, en estas últimas estancias se suele instalar un pavimento cerámico antideslizante, otra de las grandes propiedades de este tipo de suelo. Un material al que también se le pueden añadir cenefas para darle un toque mucho más decorativo al conjunto.

Por último, hay que destacar que los pavimentos cerámicos más demandados son las baldosas de gres cerámico o esmaltado, el gres porcelánico, el gres rústico o el barro cocido. Todas ellas son opciones con una gran variedad de acabados y con todas las ventajas y características anteriores.