Los azulejos y baldosas de barro cocido

Los azulejos de barro cocido poseen un estilo rústico y pueden utilizarse tanto en interior como en exteriores. Son una de las opciones más demandadas en el almacén de azulejos en Málaga. Un tipo de azulejo de fabricación artesanal y con el que darle a la vivienda un toque tradicional muy decorativo.

Principales ventajas decorativas

La base de las baldosas y azulejos de barro cocido presenta un aspecto muy poco homogéneo. No en vano, se perciben muy fácilmente los granos, las incrustaciones y los poros, lo que le brinda un aspecto muy característico y especial.

Es cierto que los azulejos y las baldosas de barro cocido son totalmente atemporales. Probablemente, es la opción más antigua que existe. Sin embargo, su aporte clásico nunca pasa de moda. En el almacén de azulejos Málaga es un azulejo muy común, ya que brinda una mayor calidez con respecto a otros materiales.

Sin ir más lejos, es una opción decorativa muy utilizada en la zona mediterránea. Su versatilidad es otra de sus grandes ventajas. Se pueden colocar tanto en interior como en exterior, para diferentes tipos de alicatados, suelos de terrazas, alrededor de piscinas, cocinas, baños, etc.

Otra de las características de estos azulejos y baldosas es su gran resistencia al paso del tiempo, la humedad y las condiciones climáticas. Esto nos permite poder disfrutar de su encanto durante mucho más tiempo. Y todo ello tratándose de un tipo de azulejo muy fácil de limpiar y que apenas requiere de mantenimiento.