Los techos de escayola y pladur

Cuando se trata de hacer una obra o una reforma, dos de las mejores alternativas para instalar en el techo son la escayola y el pladur. Ambos elementos se pueden encontrar en cualquier almacén de materiales de construcción en Málaga y reúnen una serie de ventajas y características.

¿Cuáles son sus principales características?

El techo de pladur ofrecerá un mayor nivel de aislamiento, resistencia y flexibilidad en la vivienda. Además, su instalación es más limpia y se compone de placas de cartón/yeso fibrado atornilladas a una estructura metálica previamente distribuida.

La instalación del techo de pladur es recomendable si se desea añadir cualquier tipo de material aislante complementario. En estos casos, el material aislante se acopla mejor al pladur ofreciendo unos resultados mucho más interesantes.

El techo de escayola, por su parte, es más económico que el de pladur. Un tipo de material que se transporta a la casa desde el almacén de materiales de construcción de forma más sencilla.

Este tipo de techo está compuesto por una placa a base de escayola y fibra cuya sujeción en obra se realiza mediante la mezcla de escayola, agua y esparto. Un material no combustible, de alta calidad y grano fino.

Es muy importante tener en cuenta que no se deben pegar las placas de pladur al techo mediante pasta de agarre. Para instalar el techo de escayola, es aconsejable dejar un espacio mínimo de 15 centímetros entre la estructura de obra y el nivel del falso techo.